Los mejores consejos para alquilar una casa

Primero se debe sospechar de aquellos anuncios que se encuentren muy por debajo del precio medio de la zona, por eso, a la hora de buscar una vivienda de alquiler es importante consultar el precio que tienen otros inmuebles de similares características en el mismo barrio. Veamos mas.

Siempre contratos por escrito

Lo primero de todo, y aunque parezca una obviedad, mientras buscamos en buscandocasa o cualquier otra plataforma como el Gallito Luis, es conveniente que el contrato esté por escrito, por muy buena relación que tengamos con nuestro futuro casero es preferible que todo quede recogido en el contrato de la forma más detallada posible, comprobar la zona dónde está la vivienda.

¿Cómo es?, ¿Demasiado ruidosa?, ¿Y los vecinos? Preguntar al arrendatario puede ayudar o preguntar a los vecinos igualmente es útil , es bueno saber quién es el propietario, bastará una nota simple, que puedes pedir al casero, bastará para aclarar este punto, también debes comprobar cómo está la casa, si todo funciona: los electrodomésticos, esto ya da cierta garantía.

Revisar el contrato de alquiler

Antes de firmar debes leer bien las condiciones del contrato, hay que tener claro cuál es la renta mensual, la duración del contrato, los gastos a pagar por cada una de las partes, quién se ocupa del mantenimiento de la vivienda, en caso de no estar de acuerdo, intentar negociar.

consejos

Cuál es la fianza o el aval

¿El casero deposita la fianza en el organismo correspondiente?, es muy importante consultar esto, siempre pregúntatelo y busca la respuesta

Duración del alquiler

Si la idea es un alquiler a largo plazo, hay que hablar con el casero para conocer la disponibilidad del piso, si es una inversión, preferirá que esté alquilado, es muy probable que lo necesite en rápido al final del contrato de alquiler será negociado entre el propietario y el o los inquilinos, siempre respetando que el inquilino debe tener asegurado el periodo mínimo que marca la ley.

Suministros

¿Están dados de alta?, lo ideal es que estén a nombre del propietario y que el inquilino pague los gastos, facilitando su cuenta para domiciliar los mismos. O, si esto no es posible, que se cambie la titularidad.

El mantenimiento de la casa 

Este aspecto suele ser motivo de controversia entre inquilinos y propietarios ¿Quién se hace cargo de las reparaciones del inmueble alquilado? Lo que diga el contrato será clave, merece la pena poner especial atención, en general con lo que conlleva el inquilino debe hacerse cargo de todas las pequeñas reparaciones de desperfectos originados por el uso de la vivienda, y el propietario, de elementos más estructurales, no obstante, estos límites no siempre están claros.

Revisión de la renta

Subidas del alquiler, cuándo y qué se tiene en cuenta.

Indemnización por dejar la casa

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, el inquilino tiene derecho a dejar el piso en cualquier momento tras los 6 primeros meses de ocupación, sin pagar indemnización, sin embargo, debe avisar al propietario con 30 días de antelación, pero el propietario puede fijar en el contrato una cantidad como indemnización, de ahí que sea tan importante leerse en profundidad el contrato y ver si existe esta cláusula o no.

El uso del inmueble

En el contrato se tiene que dejar indicado y claramente ,que uso tiene permitido el inquilino, por ejemplo si es un alquiler de vivienda habitual, es probable que haya una clausula por la que se impide convertir esa vivienda en un despacho u oficina, también se marcara si esta permitido subarrendar, lo mismo seria si el inquilino desea tener mascotas.

El inventario

En el caso de entrar en un piso amueblado, es importante que el contrato cuente con un anexo en el que se especifiquen todos los enseres y otros elementos que haya en la vivienda, apuntando también su estado, para evitar reclamaciones posteriores.

Consultar el registro de la propiedad

Otra forma de comprobar que el que dice ser dueño de la vivienda es el verdadero propietario, es solicitando el dato en el Registro de Propiedad, se trata de un sencillo trámite que puede realizarse por Internet pidiendo una simple nota que proporciona información breve y concisa en soporte papel, sobre la situación jurídica de una finca.